Uka Green Logo
Header UkaGreen

Roberto Carlos

Que yo recuerde siempre fue delgado, esbelto, sin esa corpulencia arrancasuspiros que exhibían algunos cantantes en los ’70 y ’80s. Lo suyo le venía en la voz, un chorro melodioso y cálido que derretía los oídos y bajaba por el cuerpo en un bailoteo de extrema sensualidad. Ahora esa delgadez denota que el tiempo no ha pasado en vano y que es imposible no dejar marca cuando se han vivido setenta y tantos años. Puede que el público lo haya notado. Puede que se haya fijado en que en vez de aquella melena gruesa el cabello va luciendo escaso y […]

Leer más

Esa frase que puede salvarlas

Uno de mis mayores miedos como madre es que mis hijos – hembras y varones, porque no olvidemos que los hombres pueden ser víctimas también – sean abusados, maltratados, violentados. Los episodios de violencia no son exclusivos de tal o cual país, son una plaga que vivimos todos como sociedad en este planeta que nos ha tocado habitar en un tiempo y un espacio bastante agrio y árido. Me aterra, y lo he dicho y escrito infinidad de veces, que alguno de los míos pueda ser presa fácil de esos depredadores de autoestima y voluntad que se levantan como los monstruos […]

Leer más

MUJER ROTA

(Escrita para una amiga muy querida, publicada en mi libro y repetida aquí para complacer a otra amiga que en estos días me la pidió…. Y por supuesto, para todas las mujeres rotas). Conozco una gran mujer a la que han desechado. A decir verdad, conozco muchas grandes mujeres a las que han desechado igual. Un culito joven se le atravesó en el medio. Ella no lo vio llegar. Es que en la vida uno no está sentado esperando las cosas que se atraviesan. Ojalá fuera así, ojalá. Y cuando fulminantemente aparecen no sabemos qué hacer ni cómo actuar.  De […]

Leer más

Awilda

Leo el periódico con temor.  Sospecho que me toparé con una de esas noticias que anuncian que se nos ha ido una vida más a consecuencia de un acto despiadado de maltrato. Quisiera leer solamente buenas noticias, instalarme por un tiempo en Lalaland al resguardo del desamor, de la carencia de piedad, de la violencia que casi nos impide dar un paso más como sociedad. Pero fracaso en mi intento y ahí está la noticia. Es como un látigo que provoca heridas profundas que no cicatriza. No hay pomada, unguento, ni medicina capaz de borrarlas. Esta vez se llama Awilda…. […]

Leer más

Cuarentaytantos 181: Perdón

Nuevamente levanto mi voz – advirtiendo que no cesaré de hacerlo – contra la injusticia humana y el maltrato a la mujer. Galnuz, una chica afgana de ventiún años – uno más que mi hija mayor – lleva dos años encarcelada simple y sencillamente por ser víctima de una violación. Y en la cárcel parió. Parió a su hija,  producto del desahogo animal e inmisericorde del primo de su marido. Sí, así mismo, del primo de su marido. La acusaron de adulterio. Y luego lo acusaron a él, a quien la justicia kármica le castigó igualmente con el encierro.   […]

Leer más

Los dos potes bocabajo

  Abro la nevera y encuentro, en la puerta izquierda, dos potes colocados al revés, bocabajo, en un intento de poder extraerles, la próxima vez, hasta la última de las gotas del producto envasado. Uno es de ketchup. El otro es de una salsa con miel de una marca poco común que compro de tres en tres cuando por fin la encuentro en alguna tienda.. No sé si he actuado mal al hablarles con la verdad a nuestros hijos sobre la situación económica que atravesamos a nivel mundial. Supongo que en algún momento todas las madres nos preguntaremos lo mismo: […]

Leer más

Gulnara

Y ahí está, justo en la segunda página. Gulnara Karimova, con su melena amarilla, levemente trenzada y su vestido largo en un verde oscuro estampado de flores grandes y delicadas… con la mano posada en lo que parece ser una columna de madera natural que destaca su mano larga de uñas muy bien pintadas y un sortija con un peñón verduzco y transparente que le cubre y seguramente le inmoviliza, los últimos dos dedos de la mano. Tan esbelta, de sonrisa tan perfecta. Tan chic. Hasta este momento no sabía que existía Gulnara Karimova. Mucho menos su país, Uzbekistán. Creo […]

Leer más