Uka Green Logo
Header UkaGreen

Ojalá

“Fui a entregar unos papeles y me pasaron por el lado un viejito y una viejita como de 80 años. sus cabellos eran plateados. iban tomados de la mano, caminando sin prisa, comiendo cada uno un helado de barquilla. Parecían dos niños. El paró para acomodarle el dulce que a ella se le estaba virando, luego volvió a tomarle la mano con tanta ternura para ayudarla a cruzar la calle. Intenté tomarle una foto pero me quedé sin memoria (la compra). Cuando volví a mirar ellos se estaban mirando con amor, con ese amor del que sólo es testigo los […]

Leer más

NOURISHMENT

Me rejode no ver. Es de las pocas cosas que le reprocho a la vejez. He ido dejando la vista por ahí tirada. Para colmo boto los espejuelos. Me los compro grandotes, de todos los colores, los dejo en la cartera, en el escritorio, en el baño en la cocina, pero siempre los pierdo. No importa cuántos tenga en algún momento del día me encuentro tecateando por los putos espejuelos. Obviamente no me baño con ellos. Pero hoy he aprendido la lección. Lavándome el cabello – suena bonito, pero en realidad lo que me quedan son tres pelos – decido […]

Leer más

Aprender de los hijos

Nuestros hijos la tienen difícil. De cierta manera están jodidos. Han nacido en un mundo con códigos nuevos que ni siquiera nosotros entendemos. Se levantan en una economía deprimida, apretada, y viven rodeados de pequeñas guerras que se desatan a lo largo y ancho del planeta. El clima se ha confundido. Vórtices producen nevadas despampanantes, se inundan de lluvia los lugares secos y acá en el trópico hasta escasea el agua. Me pregunto donde vivirán mis hijos. En mi época uno se graduaba y con el título universitario conseguía trabajo casi de inmediato, un trabajo que remuneraba lo suficiente como […]

Leer más

Por una cerveza…

Si fuera por los anormales de ese país cuyo nombre suena a flor deprimida, de mí no quedaría ni la u, ni la k y mucho menos la a. Estaría bajo tierra, con los gusanos devorándose lo que a fuerza de tanto potingue caro he cuidado. Digo, si es que me hubiera quedado algo de cuerpo después de la tortura de esos desquiciados. Ayer apareció publicada, en letras pequeñitas como quien no quiere llamar la atención, la noticia de que en ese país que no pienso pisar jamás, azotarán a una mujer por beber cerveza, porque las mentes retrógradas y […]

Leer más

DEL IVU, EL IVA Y EL CARAJO

A mi los cuentos del IVU y el IVA me ponen mal, tan mal que no sé si IVA o venía, si voy o vengo en ese revoltillo de números, por cientos e impuestos. Tan mal me pongo que pienso que un día se me volará la cachucha y saldré corriendo como loca desquiciada, moviendo la sereta a cámara lenta, desnuda, con el festival de pellejos y colgalejos libres al viento, como desenfrenada, las carnes tropezando y rebotando, en fin, lista para tirarme en un clavado histórico y sensacional de la garita más orinada. Me entra más miedo del que […]

Leer más

La rascadera de huevos

En aquella empresa éramos cinco mujeres y tres hombres. Pero aquellos tres valían por nosotras cinco y alguna más. Y se rascaban los huevos. ¿O debo decir güevos? ¡Y cómo se rascaban!!  Esa rascadera me enfermaba. ¡Y cómo! Lo peor de todo era que lo hacían frente a uno así como si nada, tan al natural… y yo sin saber qué hacer, intentaba sostener la mirada en el rostro de ellos así como si nada, tan al natural. Confieso que en la soledad de mi oficina les mentaba la madre. Después me sentía fatal por ese pensamiento tan malvado y […]

Leer más