Uka Green Logo

Categoría: Risa

Fanática de los culos

(Nota del autor: Esta columna fue escrita en el 2009 y publicada en el 2010 en libro Uka Green Cuarentaytantos. Pero como necesitamos sacudirnos la modorra de la política y reir…. aquí está). Mi nombre es Uka Green y soy fanática de los culos. Nadie escribe sobre el culo. Esta es mi oportunidad dorada de ponerme el vestido de pionera y lanzarme, literalmente “a panty quitao”, para reivindicarlo. Supongo que lo correcto sería hablar sobre las nalgas pero qué va, a las nalgas siempre las llamamos culo. Al pobre culo lo hemos tratado como eso, como un culo. Ha sido […]

Leer más

El periódico del domingo

Para lo único que soy metódica en la vida que soy metódica es para la lectura del periódico dominical. Es un placer que disfruto en soledad y con una parsimonia anormal que a mí misma me deja sorprendida. Cada domingo me despierto tempranísimo, antes de que comiencen los ruidos típicos de un hogar de seis. Bajo las escaleras y preparo, todavía medio ciega, la greca para colar el café caliente y sabroso que me despertará las neuronas. Salgo a la calle en pijama, siempre pendiente de que no haya vecinos a la vista que puedan captarme y subirme a YouTube. […]

Leer más

El regreso escolar

(Nota del editor: Escrita y publicada en el 2009) El olor a crayola, a papel de libreta y a lonchera abombá es casi orgásmico. He esperado dos largos meses para darme el gusto de aspirar ese aroma por el cual pululan mis cuatro hijos luego de joder y joder en sus vacaciones de verano. Ese primer día escolar de cada año, mi marido y yo nos levantamos tempranísimo para, en complicidad matrimonial, disfrutarnos ese regreso a clase que aunque nos someterá a corredera y sufrimiento en las mañanas, nos permitirá ocho horas de tranquilidad. En su caso, no tendrá el […]

Leer más

Próstata

Siento fascinación por los exámenes de próstata. Ya se los conté una vez en una columnita. Y lo repito. Hoy me topé con un buen amigo y luego de los saludos de rigor, con cara de víctima y apenadísimo, me dijo que estaba llegando precisamente de uno de esos chequeos que les sacude de terror desde el más raquítico de los pelos hasta el dedo más pequeñito del pie. Me lo dijo con cara de angustia, en busca de solidaridad, como para que yo sintiera pena de esos minutos de tacto rectal. “Pues aquí llegando”, me dijo, “del urólogo, ya […]

Leer más